Entrevista a Roger Cararach

el

Lo que más me gusta es la incertidumbre. Ir a la montaña y no saber cómo irán las cosas”

(Roger Cararach – Montañero)

Roger Cararach no es solamente escalador, alpinista o esquiador. Ante todo es un montañero. A él lo que le gusta es hacer montaña, en muchas de sus vertientes y disciplinas. No se centra en una única cosa como suele ser lo habitual en deportistas de alto nivel. Es un deportista multidisciplinar que domina la escalada en roca en distintas modalidades: deportiva, clásica o artificial así como también en hielo, el alpinismo o el esquí de montaña.

Este perfil tan polivalente le ha convertido en uno de los deportistas más en forma del momento y con un futuro muy prometedor. En definitiva otro ejemplo de Motivación y Montaña.

Este barcelonés de 29 años residente en la pequeña localidad de Monistrol de Montserrat ya tiene en su palmarés un premio FEDME y unas cuantas actividades de alto compromiso.

Este es el resumen de la entrevista que le hicimos el pasado 17 de febrero. Esperamos que os parezca interesante y podáis extraer de ella mucho conocimiento sobre Motivación y Montaña.

¡Comenzamos!

  • Explicame tus inicios en el mundo vertical. ¿Cómo empezaste a escalar montañas? ¿Tienes familia montañera?

Desde que tengo recuerdos he ido a la montaña con mi familia. Mis padres compraron una casa en el Pallars Sobirà1, en un pueblecito llamado Surp y el fin de semana subíamos para allá. En las vacaciones de verano hacíamos montaña y en las de invierno íbamos a esquiar.

Cuando acabé 1ero de ESO, con 14 años, jugaba a basket, pero hacía más horas de banquillo que en la cancha, así que lo dejé… (comenta entre risas) así que mis padres me dijeron que tenía que hacer algún deporte, – el que quieras, pero haz algo – y mi padre me comentó que en el CEC (Centre Excursionista de Catalunya) había un “Grup de Joves” (grupo de jóvenes) y que si estaba dispuesto iríamos él y yo a apuntarnos. Yo con los jóvenes y mi padre con gente de su edad. Mi padre ya había sido socio de este club varios años antes y le apetecía reengancharse ahora que mi hermana y yo ya éramos más mayores. Empecé a hacer ski de montaña, excursionismo, … y mi padre lo mismo.

Conforme fui creciendo empezó la época de salir de fiesta y pasarlo bien pero lo compaginaba con la montaña. Un día para hacer actividad y el otro para salir de fiesta.

1 El Pallars Sobirà es una comarca situada al noroeste de Catalunya, perteneciente a la provincia de Lleida, cuya capital es el municipio de Sort.

  • Tus amigos de montaña Vs tus amigos de Barcelona, ¿dónde los pones en una balanza si tuvieses que posicionar a aquellos que están en los malos momentos?

Depende del momento. Lo bueno que tengo de mis amigos de Barcelona es que somos un grupo de cinco chicos y cinco chicas que nos conocemos desde 1ero de ESO y siempre están ahí, aunque estemos bastante tiempo sin vernos, siempre hay un día en que nos volvemos a juntar. Los amigos de montaña, en cambio van cambiando. Hay momentos en la vida en los que coincides mucho con uno o dos, pero por diversos motivos, un día dejas de verlos y aparecen otros nuevos. El mundo de la montaña es más cambiante en este sentido. No me había planteado nunca porqué es así.

Cuando era más pequeño sí que hacía actividad siempre con la misma persona, pero a partir de los 22 años aproximadamente empecé a conocer a más gente y ya no tengo un grupo fijo. Digamos que tengo una lista de contactos con los que hago actividad y en función de lo que se plantee voy con unos o con otros. Por ejemplo para proyectos de alpinismo potente, últimamente voy mucho con Iker Madoz y Unai Mendia. Congeniamos muy bien los tres porqué además de ser personas técnicamente muy bien preparadas nos reímos mucho juntos.

El hecho de estar en el Centro de tecnificación, en la escuela de guías, vivir en Monistrol o formar parte del equipo FEDME ha propiciado que vaya conociendo a gente con la que hacer actividad.”

  • Hablemos del CEC. Cómo te has convertido en uno de sus instructores?

Empezaré desde el principio, porqué la historia es un poco larga… Cuando yo entré en el CEC, con 14 años, hasta los 15 años no estaba permitido que los menores de 15 años hiciesen cursos de escalada en aquella época. Yo tenía muchas ganas de empezar. Entonces, un amigo y yo nos fuimos a la FEEC (Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya) para preguntar cómo podíamos aprender a escalar. En aquella época, sobre el año 2000, no había niños de 14 años que quisieran escalar, así que lo que nos dijeron fue que preguntásemos en el Centro de Tecnificación, dónde está el Equipo de Competición de Catalunya. – Id allí, a lo mejor os quieren – Dicho y hecho. Nos presentamos en el Centro y preguntamos si podíamos entrenar allí. Nos dijeron que había un campeonato y que nos pusiéramos el arnés a ver cómo se nos daba. Y así, en una competición hicimos nuestro debut. Solamente competíamos tres niños en la categoría sub15. Yo quedé segundo.. (Comenta entre risas). Al no haber niños de esa edad nos cogieron sin dudarlo.

Estuvimos dos años en el Centro de Tecnificación, entrenando dos días a la semana y compitiendo los fines de semana con gente más mayor. Este hecho hizo que me separara un poco del CEC.

En este tiempo, el “Grup de Joves” del CEC desapareció. Nunca más volvió a ser igual. De los 12 que éramos, pasó a cero. Yo creo personalmente que esto es un error, porqué en los más pequeños es donde se encuentra el caldo de cultivo que fomentará el relevo generacional de los clubs y de hecho, de aquellos que formábamos el grupo todos seguimos haciendo montaña.

Lo que pasó fue que para sacarnos un dinero, un compañero y yo preguntamos en la escuela del CEC si necesitaban a alguien para que les echase una mano con los cursos y nos dijeron que sí y hasta ahora. En aquella época las titulaciones no eran obligatorias para ejercer de instructor, hablamos del año 2004…

En aquel momento se empezó a regular todo. Contenidos, titulaciones, etc.

Yo empezaba a estudiar Sociología en la Universidad y no acababa de ver una salida profesional muy clara, por lo que les comenté a mis padres la posibilidad de centrarme en la formación del Grado Superior de Técnico Deportivo ya que quería dedicarme a la formación y sobretodo a poder vivir de lo que me motivaba, que era la montaña.

El apoyo de mis padres y de mi pareja fue total. Tuve suerte. Me dijeron, eso sí, que si decidía hacer esto que apostase al 100% por este proyecto y dejase de estudiar otras cosas. Que era mejor saber mucho de una cosa, que un poco de todo. Había pensado también en estudiar INEFC, pero al final me dediqué exclusivamente a la montaña.

DSC_0768

Imagen 1. Interior del Centre Excursionista de Catalunya. Club mítico catalán dónde Roger se inició en los deportes de montaña y del que aún hoy en día sigue formando parte.

  • ¿Qué te motiva de la formación? ¿Por qué quisiste ser Guía e Instructor?

Siempre me ha gustado dar cursos y llevar a gente a la montaña. Me gusta ver que la gente que enseño vuelve a la montaña y cómo con el tiempo se plantean retos más difíciles y me vuelven a contratar para que les lleve a hacer otras cosas.

Como en cualquier trabajo, me motiva ver que este tiene una continuidad y que la cosa avanza. Es muy gratificante ver cómo aquello que hago, funciona, como cualquier persona en el mundo laboral.

Además, me gusta mucho más que la universidad o los trabajos verticales, que también durante un tiempo estuve probando. Muchas horas de lunes a viernes, los fines de semana estaba cansado… en fin, hago lo que me gusta.”

  • ¿Ahora vives en Monistrol, verdad? Qué tiene Montserrat que te gusta tanto?

Pues ahora que lo dices, nunca me había hecho esa pregunta… (sonríe). Montserrat tiene algo especial. El qué, no lo sé… Siempre descubres rincones nuevos por mucho que hayas ido. Tiene ese punto desconocido que me atrae mucho.

No es por el tipo de roca, porqué por ejemplo en Riglos también hay conglomerado y no me gusta escalar allí. Lo encuentro muy monótono.

En Montserrat es un tipo de escalada muy técnica, es cuestión de colocación y paciencia más que de fuerza.

Es como escalar en casa.”

  • Eres socio de una empresa de guías de montaña en Montserrat. ¿Cómo surgió este proyecto? Y ¿qué tal funciona?

El proyecto surgió hace tres años a través de Xavi Vilella y Francesc Claramunt, que fueron los fundadores de la compañía “Guies de Muntanya de Montserrat” y con los que coincidí en clase durante el Ciclo Formativo de Técnico Deportivo en Escalada. Me propusieron si quería formar parte del equipo y así surgió todo.

La empresa funciona muy bien. Fuimos la primera empresa de turismo de montaña en Montserrat. Hoy en día hay muchas debido al “boom” que ha surgido para hacer actividad en la montaña, pero no nos quitan margen de mercado. Tenemos mucha experiencia y damos un servicio de calidad que nos distingue de la mayoría. Sobretodo lo que nosotros más hacemos son cursos de formación.

Por otro lado, lo que mejor funciona es el boca a boca, mucho más que hacer webs. Hacer un buen trabajo y tener muchos contactos hace que nuestra red social crezca día a día”.

  • Formaste parte del equipo de alpinismo de la FEDME durante la promoción de los años 2011- 2014, ¿Cuál es el objetivo del equipo? ¿Cómo llegaste a formar parte del mismo?

Es un equipo que ha sido concebido para promocionar el deporte de alto nivel.

El Director actualmente es Mikel Zabalza y él tiene como visión de este proyecto que, cada tres años, un grupo de seis jóvenes tengan la oportunidad de aprender y hacer expediciones que de forma privada serían muy costosas y en la mayoría de los casos imposibles de asumir.

No hay un espíritu competitivo en este grupo. Hay un límite de edad. Es una ayuda a los deportistas.

Por otro lado, formé parte del equipo al presentarme a la convocatoria de aquella promoción. Envié mi currículum, a partir de ahí seleccionaron a los 10 o 15 mejores. Una vez pasada esta primera fase me hicieron una entrevista y unas pruebas y finalmente se formó el equipo de 6 personas.

Después de todo, este mundo es muy pequeño y a parte del currículum ya se sabe qué actividades ha hecho cada uno.”

fedme

Imagen 2. Parte del equipo FEDME promoción 2011-2014

  • ¿Cómo surgió la esponsorización de Grifone a Roger Cararach?

Al parecer Grifone estaba buscando a alguien para promocionar su marca y preguntó a Oriol Baró2 al que también esponsoriza, y con quien tengo una buena relación, si sabía de alguien que estuviese haciendo actividad de cierto nivel y me mencionó a mí. Les dijo que me movía bien y que estaba en un buen momento y me llamaron.

No tengo ningún contrato firmado con ellos. Simplemente me ceden ropa técnica de su marca y a cambio, de vez en cuando me piden que les envíe alguna foto o concederles alguna entrevista.

También me patrocina otra marca de pitones que se llama “Kop de Gas”, con los que tampoco tengo firmado nada. Simplemente cederles, eso sí, alguna fotografía y poco más…

Tampoco me gustaría tener un compromiso más serio, la verdad. La montaña está para disfrutarla…”

2Oriol Baró, Taüll (Lleida) 1979. Escalador, esquiador y alpinista catalán de reconocido prestigio. Ganador de dos premios FEDME en la misma promoción y aperturista de numerosas vías de alta dificultad europeas y extraeuropeas.

  • Hablemos de actividades que te hayan marcado…

    Ganaste junto con Iker Madoz el Premio FEDME de alpinismo europeo del año pasado para la Primera repetición de la vía “Le Prestige des Ecrins” (AI5, M6+, 1000 m) al Pic Sans Nom. Qué ha supuesto esto para ti?

Tuvimos la suerte de hacer esta vía. Tuvimos unos días con buena meteo y unas condiciones inmejorables y nadie más hizo una vía más difícil este año. Nos tocó un premio gordo, vamos.

Que te den el premio te hace ponerte contento, por un lado, por la parte económica y por otro, por tener un reconocimiento a una actividad de gran dificultad que has conseguido acabar con éxito.

Pero no creo que seamos “los putos amos”, ni mucho menos.

Se valoró mucho que la actividad se hiciera en los Alpes. Por ejemplo, Alberto Fernández, hizo una señora actividad en el Valle de Tena, pero quizás al estar en Pirineos no se valoró tanto como la nuestra…

En el Pirineo puedes hacer cosas más difíciles y comprometidas que ciertos lugares de renombre en los Alpes, seguro, segurísimo. Pero muchas veces se valoran más las actividades que se hacen fuera del estado.”

roger iker

Imagen 3. Roger Cararach e Iker Madoz en un vivac de la pared del Pic Sans Nom. Ecrins (Alpes Franceses)

  • Te gusta el estilo puro. Aventura y precariedad. Eres consciente de lo que expones o simplemente miras el presente i eso es todo?

El alpinismo sin el “coco” no se entiende…

Creo que a cada uno le engancha la montaña o el alpinismo por un motivo. A mí lo que me gusta es la incertidumbre. Ir a la montaña y no saber cómo irán las cosas. Pasaremos miedo o no… Aquella noche de antes cuando no puedes dormir, cuando estás en la cama dándole vueltas a la cabeza preguntándote muchas cosas. Esa contrariedad es lo que me gusta.

Siempre busco algo más. Quiero buscar la primera sensación que tuve el primer día.

La manera de sentir estas cosas es buscar precariedad, escalando sobre tascones o friends de los que cuesta fiarse de si aguantarán o no. Lugares dónde no puedes fallar porqué sino te podrías hacer mucho daño o peor aún…

Personalmente, la montaña no la concibo como un elemento deportivo. Si no te da esa incertidumbre y esa aventura, ya no es montaña, sería un deporte como cualquier otro.

Referente a tener consciencia de lo que expongo, por su puesto que la tengo. Hay días en los que antes de empezar me he visto flojo mentalmente y con poca convicción y me he ido para casa. Hay que tener muy claro este punto. Si empiezas a escalar y empiezan a temblarte las piernas o miras hacia abajo todo el rato y te sientes inseguro, no sigas escalando porqué tienes muchos números de hacerte daño.

He renunciado muchas veces y lo seguiré haciendo.

Para escalar hay que sentirse cómodo y seguro, ver que progresas con convicción y sin temores. Eso es básico.

Cuando estás lejos de casa cuesta más renunciar, pero hay que hacerlo.”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Imagen 4. Roger Cararach afrontando un largo en los Alpes.

  • ¿Has padecido alguna lesión grave? ¿Cuánto tiempo estuviste de baja sin escalar? Cómo lo afrontaste?

Lesión como tal no. Sí que me he dado golpes contra la pared en algún vuelo, como por ejemplo, en una muñeca, las costillas, el astrágalo… Lo que más tiempo he estado fue con el astrágalo, que estuve tres meses de baja. El médico me dijo que durante un mes y medio no podía apoyar el pie, así que lo que hacía era ir con las muletas a los sectores de escalada y trepar con una pierna. Si veía que ya no podía seguir subiendo, como iba de segundo en “top rope”, pues para abajo y ya está. La verdad que no paré… (risas)

  • Has tenido la desgracia de perder a algun amigo o conocido en la montaña? Has reflexionado sobre su pérdida? ¿A qué conclusiones has llegado?

Sí. He perdido a algunos amigos y conocidos y por supuesto que he reflexionado mucho. Las personas que hacemos estas actividades estamos siempre expuestos a esto, pero no es en algo que piense mucho y tenga siempre presente durante mis actividades. Lo que siempre tengo en cuenta es no buscar situaciones que se pueden evitar, como son los riesgos innecesarios.”

  • ¿Qué opinas en general de la competitividad y la crítica constante que hay en la montaña? Te es indiferente o te molesta el comportamiento de algunos?

Es algo muy habitual. Estoy bastante desvinculado de las discusiones a través de las redes sociales y normalmente me entero de los “chismes” porqué algún amigo me lo cuenta, pero como digo, no me importa mucho.”

  • ¿Crees que es positivo o negativo que de un tiempo a esta parte, la velocidad en las ascensiones comience a convertirse en un nuevo estilo?

Me parece bien que cada uno haga las actividades al ritmo que quiera. Cada cual es libre de escalar todo lo rápido que pueda. Yo prefiero ir a otra velocidad y hacer otro tipo de escalada. Me gusta más ir a hacer un pico desconocido sin saber que me voy a encontrar que intentar batir un récord de velocidad a una ascensión que he hecho un montón de veces. Son maneras diferentes de divertirse y respeto a quien le guste hacer esto.

Personalmente no creo que la escalada tradicional o clásica desaparezca nunca, aunque este otro tipo de modalidad esté teniendo mucho auge. Siempre habrá personas que tengan una visión nostálgica de la montaña y entre ellos me encuentro yo.”

  • Actividades en solitario. ¿Qué opinas? ¿Hasta dónde estás dispuesto a comprometerte?

Alguna vez he hecho alguna cosa en solitario, pero no acostumbro a hacerlo. Me lo paso mucho mejor escalando con amigos, es mucho más divertido.

Por otro lado, no suelo hacer cosas de gran envergadura en solitario. Generalmente cuando tengo mucho “mono” y por diversos motivos no cuadro agenda con nadie es cuando escalo sólo. Si no, voy siempre con alguien.”

  • ¿Has tenido épocas malas que te han hecho desmotivarte y abandonar la intensidad de la actividad o plantearte hacer otras cosas?

Ya lo creo. A veces por diversos motivos te cansas de escalar y decides parar durante un tiempo. Lo que hago es hacer otra actividad y de esta manera desconecto un poco…

Por ejemplo, si llevo mucho tiempo escalando en roca, a lo mejor lo dejo un tiempo y me centro en el ski de montaña o en cualquier otra cosa.

La cuestión es ir haciendo cosas distintas y no centrarse en una sola. De esta manera no te obsesionas con algo y estás más a gusto.”

  • ¿Qué consejos podrías dar para motivarse y no tirar la toalla?

Precisamente esto que acabo de comentarte es uno de ellos. No obsesionarse con algo.

A veces he hecho algún viaje al extranjero pensando en realizar un objetivo y por factores ajenos a mi voluntad, como puede ser una mala meteo o el mal estado de la nieve, he tenido que renunciar a él, pero hay que ser feliz con lo que hay. No es la primera vez que hemos tenido que cambiar los planes iniciales y hacer otra cosa que no estaba prevista. Lo que verdaderamente importa es estar allí, escalar y pasárselo bien con los amigos. Hay que sacar siempre el lado positivo ante situaciones adversas y buscar alternativas.

Es bueno también diversificar nuestras actividades. Como ya te he comentado, hago otras cosas a parte de escalar por lo que, cuando me canso de algo, cambio a otra cosa y soy el hombre más feliz del mundo.”

  • ¿Dónde te ves dentro de cinco años?

Ufff… No me lo había planteado (Comenta entre risas).

Me veo haciendo lo que estoy haciendo ahora. Trabajar como guía e instructor de montaña y con proyectos personales para seguir haciendo actividad y descubrir nuevos rincones. Me gustaría mucho ir a hacer algo al Himalaya, pero como te digo, no tengo nada pensado, la verdad. Vivo el momento y el día a día sin más.”

  • ¿Qué opinas de la problemática de la sobreequipación de las vías de escalada y la desequipación que realizan algunos escaladores al encontrarlas sobreequipadas. ¿Se puede llegar a unificar criterios sobre esto o nos encontramos dentro de un ambiente anárquico dónde cada uno va a lo suyo?

Hoy en día este asunto se encuentra en un punto muy interesante, ya que poco a poco se está empezando a regular todo esto. La gran cantidad de vías que existen hoy en día han hecho que se creen asociaciones de escaladores en diferentes zonas de escalada, como por ejemplo en Montserrat o en Montrebei. Ya no se suele ver a nadie reequipar sin ponerlo en conocimiento de las asociaciones y federaciones o desequipar de la misma manera. Antes sí, y eso generaba controversias. Por ello ahora todo está mucho más ordenado.

Es muy importante conservar las vías con las lineas que habían sido concebidas. Reequipando con respeto a su origen y sin alterar el grado.”

  • Escalada actual: ¿Crees que se ha perdido el espíritu clásico como el de Walter Bonatti, que decía que se trataba de imaginación y atrevimiento para afrontar una vía sin equipar, respecto al ejercicio gimnástico que suponen las vías de noveno grado o mejor equipadas, en que los escaladores profesionales dedican semanas a preparar la realización de esa vía y numerosos intentos?

    Creo que no se ha perdido ese espíritu. Simplemente son modalidades distintas. La escalada deportiva en mi opinión no tiene nada que ver con la escalada clásica y hay grandes profesionales tanto de una disciplina como de la otra. Las dos son perfectamente válidas y compatibles.”

  • Crees que ya no se realizan escaladas tan comprometidas por su grado de precariedad como en los años 60 o 70 por la fiebre actual del grado y la competitividad deportiva?

Más bien creo que ya no se realizan por lo mucho que tenemos que perder. Antiguamente no había tantas cosas que perder como las que tenemos ahora. Los tiempos han cambiado y nuestra calidad de vida con los años es mucho mejor que la de antes.

Antiguamente había alpinistas y escaladores que arriesgaban muchísimo. La técnica y el material estaban mucho menos desarrollados de lo que podemos disfrutar ahora y las ascensiones se desarrollaban con muchísima lentitud, lo cual amenazaba la integridad física de los montañeros. En muchos casos se jugaban la vida nada más empezar la ascensión.

Hoy en día, por lo general, vamos a la montaña mucho más preparados técnicamente y concienciados de lo mucho que tenemos que perder, no tanto por la fiebre de la competición.

Los montañeros de los 60 y los 70 también eran competitivos, pero no se planteaban cosas que nosotros ahora sí que tenemos en cuenta.”

  • ¿Eres consciente que aún siendo muy joven, eres instructor de las siguientes generaciones de escaladores y alpinistas? o ¿no te has parado a pensar en esto?

    Sí que soy consciente y me alegra mucho poder transmitir lo que sé a los chavales que vienen. Me parece a veces curioso que muchos me vean como un referente, porqué yo sigo siendo el mismo de siempre. Sólo les quiero transmitir el conocimiento que tengo para que un día puedan ser buenos montañeros.

    Para mí es un logro ver cómo aprenden y yo con ellos.”

  • ¿Qué proyectos tienes en mente para esta temporada?

Esta temporada, así como proyecto importante, tengo el de ir a Perú a escalar en Huayhuash. A ver si consigo organizarlo y sale bien…”

DSC_0770

Imagen 5. Iván Martin (Equipo de “Motivación y Montaña”) y Roger Cararach en el CEC.

Agradecimientos:

A Roger Cararach:

Muchas gracias por tu tiempo e interés en este proyecto, dónde pretendemos compartir conocimiento y transmitir los verdaderos valores de la montaña. Espero que a los lectores de “Motivación y Montaña” les haya parecido interesante la entrevista y como he dicho antes, puedan extraer mucho conocimiento de tus respuestas. Desde luego, a mí me has aportado enfoques interesantes que tendré en cuenta.

A Jose Domenech:

Gracias por haberme puesto en contacto con este montañero de primer nivel y haber hecho de esta manera, realidad la entrevista.

¡Un abrazo!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Adrià dice:

    Roger, Ets un gran! Una entrevista tal qual ets! A disfrutar!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s